Donde Vemos Valor 29.09.2017

29 de Septiembre de 2017

Diversificación con riesgo subsoberano en dólares: oportunidades en Mendoza 2024

Hemos observado en envíos anteriores el atractivo de ciertos riesgos provinciales en dólares que presentan una ecuación aceptable de solvencia fiscal y ofrecen al inversor una relación apetecible de riesgo retorno. En particular, sugerimos previamente una posición en títulos de mediano plazo de las provincias de Córdoba y Santa Fe como vehículos para acelerar el retorno en la cartera.

Considerando los rendimientos de sus bonos en dólares, vemos que la recompensa por tomar un riesgo adicional al soberano es de entre 80 y 100 puntos básicos para la deuda de Santa Fe y Córdoba, ambas jurisdicciones con las cuentas públicas más ordenadas del país.

Extendiendo el análisis, vemos que la tasa de los bonos de la provincia de Mendoza está hoy mejorando ese premio: con una duración de 4,4 años, su emisión a 2024 en dólares rinde 6,10% anual, un diferencial respecto a la curva nacional superior a los 160 pbs.

Si bien los datos del ejercicio financiero muestran menor solidez que Córdoba y Santa Fe, vemos que presentan una muy buena ecuación fiscal relativa al contrastarla con el resto de las provincias: registra al primer trimestre un superávit primario sobre el PIB del 1,9% (con déficit financiero de 3,7%); al tiempo que su dependencia de los ingresos nacionales es del orden del 53%, uno de los mejores ratios provinciales.

En este esquema, dentro de una cartera diversificada, creemos que el bono Mendoza 2024 representa una alternativa atractiva para el inversor en dólares que ya ha tomado algún riesgo provincial y busca mantener el devengamiento de una tasa superior a la del soberano con una relación riesgo retorno tolerable.